Los Fondistas: Primer contacto con los tramos del Soplao de montaña

sábado, 7 de abril de 2012

Primer contacto con los tramos del Soplao de montaña

Ayer salí a la Sniace en mi MTB en busca de colegas para andar sin mucha esperanza por cómo estaba todo de mojado. Al llegar ya salían Marcos y Borja para Comillas diciendo que no había nadie en la pista. Yo preferí esperar y al dar las nueve empezó a llegar gente formando al final una grupeta de carretera y un par bicis de montaña.

Llego Ceci y quedamos en tirar para hacer algún tramo del Soplao, haciendo la aproximación por carretera usando la grupeta si tiraba para Saja. Como veíamos que no se arrancaba, tiramos solos para Cabezón de la Sal y llegando a Carranceja nos cogió la grupeta que al final iba para Pozo del Amo. Nos pegamos a rueda y nos fueron dando caña hasta que en Saja decidimos dar la vuelta y tirar al monte, que era a lo que íbamos.

La primera opción fue tirar por Correpoco para subir Al Moral y bajar para Cieza, pero al ver que la bruma estaba aún metida en el monte preferimos tirar para abajo y mirar el tramo de subida de Monte Aa, el problema, que teníamos que subir antes la collada de Carmona.

La subimos a ritmo tranquilo y bajamos hasta la entrada de la pista. Yo conocía donde estaba la entrada porque al pasar por allí al gente lo comentaba, pero desconocía como era de duro.

La subida me ha parecido (es que lo es) corta y explosiva. El primer km y medio es duro, con una rampa final de hormigón de 800 metros que te apuntala, pero una vez superada es prácticamente llano hasta la cumbre. 

Allí nos pusimos él para-vientos y para abajo. Al inicio la bajada de Monte Aa es de dar pedales, luego, el desnivel aumenta a la vez que entramos en una zona de varias curvas rápidas enlazadas y un par de 180 grados que me encendieron de una manera que disfrute de la bajada como un crio (en la marcha con gente no creo que pueda bajar como baje ayer). Luego el descenso perdió desnivel y otra vez a pedalear en ligero descenso hasta llegar a Ruente.

De Ruente para casa nos pillo la entrada de la niebla con el nordeste, añadido a la trisca que llevábamos, nos hizo llegar a casa suaves de verdad.

Mañana si no llueve saldré para la Sniace para estar allí a las 8:30 y ver que valiente está, bien para ir al monte (yo vuelvo a salir con mi MTB) o a una ruta de carretera, pero yo yendo a rueda que ya es bastante trabajo aguantar el ritmo montado en un Pascuali.