Los Fondistas: Soplao Mtb, Subida de la Cocina a la Cueva del Soplao

jueves, 6 de febrero de 2014

Soplao Mtb, Subida de la Cocina a la Cueva del Soplao

Ubicación

Tramo: La Cocina
Longitud:  2500 m
% Medio: 11,02 %
Altidud ganada:  275,4 m

Tramo: El Soplao-1
Longitud:  2500 m
% Medio: 7,6 %
Altidud ganada:  190,2 m


Altimetría
Este cuarto bloque de subidas, ya se puede considerar como el primero duro de verdad. Apenas hemos acabado de bajar del alto de Carrancias, cuando al llegar al pueblo de La Cocina, nos enfrentamos al primer coloso de la prueba, no tanto por su distancia, sino por su desnivel y estado del firme.

Comenzamos con una primera rampa en principio de cemento rayado para luego pasar a pista de monte, con una distancia de 1400m y un desnivel medio del 13%, compensado con un par de breves descansos y con tramos donde el desnivel llega a superar el 20%.

Luego, pasamos a una zona donde el camino se confunde con la orilla suavizando el desnivel, pero siendo muy pestoso.

En estos dos primeros sectores, el problema viene cuando uno que va delante hecha pie a tierra. El firme es tan incómodo, que salvo que seamos los reyes del alambre, no nos quedara más remedio que echar pie a tierra y seguir la fila.

Una vez hemos superado estos dos sectores, volveremos a pisar asfalto hasta llegar a las Cuevas del Soplao,  teniendo que enfrentarnos a una zona de curvas enlazadas durante 2700m con un desnivel medio del 8%, que si bien, para el desarrollo de nuestras burras no parece mucho, gracias al calentón que ya traemos, no veáis como cuesta pasarlo.

Una vez coronado este segundo alto del tramo,  descenderemos unos metros para enlazar con la carretera que nos llevara hasta las cuevas, recibiéndonos con una rampa de 200m a casi el 16% de media.

Al final del tramo con encontraremos el primea avituallamiento  completo de la prueba.

Además de cargar agua y algún pastelito ó fruta, este también será un buen momento para calmarnos y tomar aire, ya que en este punto se inicia el descenso hacia Celis, un descenso que depende lo que halla llovido los días anteriores puede darnos un buen revolcón.